Enter your keyword

Escuela Espacio de Paz

Siendo conscientes de la conflictividad que, por naturaleza, se genera en las relaciones humanas, la superación pacífica y positiva de estas situaciones en nuestra sociedad actual pasa por promover la convivencia armónica entre los distintos pueblos, culturas, religiones y demás ideas, así como entre razas y sexos…

Así pues, la educación para la paz ha de concebirse como un proyecto educativo continuo y permanente que contribuya al desarrollo de la personalidad de nuestros menores en aras de crear espacios de respeto, tolerancia y justicia cada vez más amplios que culminen en un estado de felicidad plena. En este sentido debemos interiorizar el concepto de “aprender a vivir en la no violencia” con el fin de desechar aquellos ámbitos que nos llevan a la división, el odio o la incomprensión entre iguales.

Por tanto, nuestros objetivos se basan en un convivencia grata, generadora de espacios de encuentro y desarrollo de relaciones humanas gozosas que permitan vivir el concepto de paz en su sentido más profundo y sea posible la superación positiva de diferencias y conflictos.

La educación para la paz se hace extensiva a toda la comunidad educativa y, además, debe impregnar todo el currículo, de manera que centrarse en la integración de elementos pacificadores en el desarrollo de sus actuaciones ya que, la mejora de la convivencia en el colegio, depende de todos y será necesario formar en la cultura de la paz no sólo a los profesores y a los alumnos sino también a los padres.

Nuestro propósito gira en educar en la cultura de la paz, entendida según las Naciones Unidas como una serie de valores, actitudes y comportamientos que rechazan la violencia y previenen los conflictos tratando de atacar sus causas, para solucionar los problemas mediante el diálogo y la negociación entre las personas, los grupos y las naciones, a diferencia de gran parte de la información que nos llega diariamente donde, lamentablemente, los medios de comunicación destacan lo violento de forma exacerbada frente a lo pacífico.

Por todo ello, nuestro Centro planificará las actividades para la paz que son inherentes a nuestra práctica docente, así como otras actividades puntuales, encaminadas a alcanzar una cultura de la paz con el anhelo de ser cada día más felices.